Make your own free website on Tripod.com

BIENVENIDOS A CAJAMARCA...

CARNAVALES

INICIO
HISTORIA DE CAJAMARCA
LUGARES TURISTICOS
GASTRONOMIAY FOLKLORE
IGLESIAS IMPORTANTES
CARNAVALES

carn.jpg

EL CARNAVAL CAJAMARQUINO

El carnaval es una antigua festividad europea que ha adquirido características peculiares en los Andes peruanos. Esta fiesta nacional fue reconocida como tal por la ley 27667 del 14 de febrero del 2002.

Origen del carnaval: El carnaval está relacionado con la fiesta de la Cuaresma de Pentecostés del calendario de la Iglesia Católica. La Cuaresma es un período de recogimiento que abarca 46 días contados desde el miércoles de ceniza hasta el domingo de resurrección. Tres días antes de entrar a la Cuaresma debe celebrarse el carnaval. La algarabía y el desenfreno que caracterizan estas festividades, tienen la finalidad de dar rienda suelta a la alegría popular antes de ingresar al rigor de la Cuaresma.

En la ciudad de Cajamarca, la celebración del carnaval tiene un atractivo especial para los forasteros por el énfasis que los “cajachos” ponen en la sátira a los poderosos mediante disfraces y caricaturescos muñecos “cabezones”.

Preparando el carnaval: Para la celebración, cada barrio prepara su propio programa, recauda los fondos para la confección de disfraces, carros alegóricos y demás gastos que demanda su mejor participación en esta actividad. La población cajamarquina y los visitantes tienen la oportunidad de disfrutar de varios espectáculos a lo largo de un mes: elecciones de reinas, bailes, proyecciones de películas de los carnavales anteriores, veladas musicales, peñas, competencias deportivas, etc.

Durante los días centrales se ejecutan los más importantes actos del programa y que se resumen a continuación:

El bando carnavalesco: Se lleva a cabo en la mañana del día miércoles antes del domingo de carnaval y consiste en la lectura de la “ordenanza municipal”, mediante la cual se da inicio oficial a las festividades centrales mediante un recorrido por las principales arterias y plazas de la ciudad. Durante la marcha, se invita a la colectividad a participar de los juegos y bailes. Este bando está acompañado por bandas de música y comparsas de los diferentes barrios de la ciudad.

Concurso de coplas de carnaval: En él participan representantes de distritos, caseríos y barrios que son creadores o intérpretes de coplas, por lo común muy festivas y picarescas. El concurso transcurre animado por las “barras” que apoyan a cada uno de los concursantes, que participan con acompañamiento instrumental o sin él, solos o en grupos. El ganador es elegido por un jurado que determina quiénes pasan a la final, que tiene lugar la noche del bando carnavalesco.

Entre los términos que se suelen emplear durante esta competencia encontramos:

La copla: Es un cuarto rimado que expresa diversos sentimientos: amor, decepción, picardía, política, mofa, belleza, etc.

El contrapunto: Es un elemento importante en la letra del carnaval cajamarquino. Consiste en el intercambio de coplas entre hombres y mujeres, de manera individual o grupal.

El cashua: Es la música que se interpreta en calles, plazas y hogares durante el carnaval. Es interpretado con instrumentos típicos y guitarras. Aunque tiene semejanza con el huayno, es de ritmo más cadencioso y se baila con mayor suavidad, incluyendo el zapateo que corresponde a la etapa de la fuga. Desde hace algunos años, se han incorporado a su ejecución instrumentos musicales modernos como el saxo, el clarinete y la armónica.

evento_1689.jpg

Elección y coronación de las reinas. Es un concurso de belleza en el que participan damas de los distintos barrios de Cajamarca. La elección corre a cargo de un jurado conformado por personas representativas de la comunidad.

carnavalon.jpg

Ingreso del Ño Carnavalón: El Ño Carnavalón, versión lugareña del clásico rey del carnaval o dios Momo, es un gran muñeco de expresión burlona y grotesca figura. Es recibido y acompañado por los cajamarquinos al compás de la música.

Concurso de patrullas y comparsas. Se realiza durante el domingo de carnaval, día central de la festividad. Las patrullas y comparsas compiten luciendo variados y multicolores disfraces. La patrulla es una agrupación exclusivamente de varones. Está bajo el mando de un virrey, quien cuenta con un clon primero o mayor (el “más macho”) y con clones segundo y tercero.

El conjunto de personas de ambos sexos que presenta un mismo tipo de disfraz recibe el nombre de comparsa. Durante el desfile, las comparsas interpretan canciones alusivas al carnaval acompañados de todo tipo de instrumentos.

Corso carnavalesco: Es el interminable y vistoso desfile de carros alegóricos comparsas, patrullas, disfrazados y conjuntos folclóricos. Se realiza el día lunes de carnaval, que es feriado en Cajamarca.

cajamarcacarnavales.jpg

carnavales.jpg

1.jpg

La unsha: Es la danza alrededor de un árbol de capulí, previamente adornado con pañuelos, abanicos, frutas, botellas de licor, dinero y otros regalos, de acuerdo a la generosidad del unsha (el organizador). Alrededor del árbol se baila en parejas, parando sólo para dar un hachazo cada cierto tiempo.

La pareja responsable de la caída (tumbada) queda comprometida a ser la pareja de mayordomos del próximo año, es decir, ser los organizadores del juego. En los alrededores de Cajamarca se organizan un sinnúmero de unshas a partir del día siguiente del corso, el martes, hasta el domingo siguiente (octava de carnaval).

El rey de la festividad, Ño Carnavalón, fallece repentinamente en horas de la tarde del día martes de carnaval. Luego de ello, se procede a su velorio. La capilla ardiente es levantada en el barrio de Santa Apolonia y al velorio asisten sus “viudas”, así como gran cantidad de público que repleta las graderías de piedra de la colina Santa Apolonia.

velorio.jpg

El entierro de Ño Carnavalón: El miércoles de ceniza parte el cortejo fúnebre del difunto Carnavalón, desde la ciudad de Cajamarca al distrito de Baños del Inca, a 6 km de la ciudad, para ser incinerado, no sin antes dar lectura a su jocoso testamento. El catafalco revestido de coronas de flores y tarjetas de pésame remitidas por los barrios, las reinas y las instituciones es llevado en hombros por encapuchados y es acompañado por dolientes viudas, patrullas y público.

velorio1.jpg